La frase de este titular nos recuerda que cada uno tiene unas habilidades diferentes y, por lo tanto, cada cual necesitará diferentes cosas para ser lo que es capaz de llegar a ser. Un pez no necesita árboles, sino agua. Afortunadamente, en el mundo de la educación...